Don Thomas Braniff Woods (1830-1905, hijo de Thomas Braniff S. y Anna Woods) fue un importante personaje en la historia de México, aunque su aportación ha sido casi olvidada…

Nos dice Eulalia Ribera Carbó que “el conocido empresario Thomas Braniff, hijo de inmigrantes irlandeses nacido en Staten Island -Nueva York- había llegado a México en 1863 contratado para trabajar en la construcción del Ferrocarril Mexicano.

Muy cerca la ciudad de Guadalajara Jalisco se encuentra la Casa Braniff en la localidad de Chapala Jalisco México.

Braniff era empleado de la Smith Knight & Company, cuando ésta firmó un convenio con la empresa creada por Antonio y Manuel Escandón para continuar los trabajos de la instalación de las vías mexicanas en tiempo del Segundo Imperio. Thomas Braniff aprovechó su puesto para introducir y vender mercancía extranjera de lujo y después, una vez derrotado el régimen monárquico de Maximiliano de Habsburgo y restaurada la república en 1868, supo amoldarse como accionista y más tarde como director en la empresa que finalizó las obras del Ferrocarril Mexicano.”

Le tocó vivir el Imperio de Maximiliano y como ingeniero superintendente de la construcción del ferrocarril, participar como asesor de Luis Bolland Kuhmackl en el trazo y nivelación del Paseo de la Emperatriz (hoy Paseo de la Reforma); Thomas Braniff mostró simpatía por la monarquía y se dice que cuando en 1866 el Segundo Imperio entró en crisis, en secreto escoltó a la emperatriz Carlota de Córdoba a Veracruz (donde entonces se concluía la obra del Ferrocarril).

Desde el puesto de director de Ferrocarriles que recibió en 1874 y conservó hasta poco antes de su muerte, edificó muchas de las estaciones ferroviarias que dieron importancia al sistema –como ejemplo, aparece arriba la estación de Mérida, proyecto de Hall- además de que supo entablar provechosas relaciones con importantes protagonistas del poder, facilitándose su actividad económica y su ascenso social con una participación política de apoyo al naciente régimen de Porfirio Díaz.

Y sigue Eulalia Ribera Carbó: “Thomas Braniff tocó muchas teclas de la economía mexicana. La mayor parte de sus capitales los invirtió en la industria participando con acciones y construyendo o comprando fábricas por todo el país; pero también colocó fortuna en los bienes raíces, en la banca, en préstamos a empresas y personas, y en menor cantidad en el comercio, en los ferrocarriles, en la minería y el campo. En 1881,… Braniff construyó en Orizaba la fábrica textil de San Lorenzo y, ocho años después, fue el primer accionista en la formación, junto con los empresarios barcelonetas, de la Compañía Industrial de Orizaba, S.A. (CIDOSA).” “Fue durante el régimen de Porfirio Díaz que Thomas Braniff formó y consolidó su gran fortuna y con el tiempo, se convirtió en uno de los empresarios más importantes del país; y al igual que él, sus descendientes sostuvieron el régimen, junto con otras familias de la burguesía porfirista.”

El proyecto, que Israel Katzman cataloga como “Eclecticismo Afrancesado” y que guarda relación con la arquitectura que producían Cudell & Blumenthal en Chicago o Richard Morris Hunt en Nueva York, marcaría un parteaguas en la arquitectura de la Ciudad de México, que con sus altas mansardas rematadas al estilo inglés, provocaría la adhesión estilística de profesionales como Antonio Rivas Mercado, Eleuterio Méndez, Emilio Dondé, Manuel Gorozpe, Hugo Dorner y Mauricio M. Campos. Arriba, una fotografía de la residencia Mc.Cormick en Chicago, diseñada por Cudell & Blumenthal en 1876; abajo, la casa de doña Lorenza Ricard viuda de Braniff en una fotografía de Guillermo Kahlo tomada en 1910, justo frente a la escultura dedicada a Manuel Cepeda Peraza (obra de Epitacio Calvo) colocada para embellecer el paseo por el estado de Yucatán en 1890.

http://grandescasasdemexico.blogspot.mx/2013/01/casa-braniffricard-en-paseo-de-la.html

 

 

Incoming search terms:

  • casa braniff
  • residencia braniff chapal
  • residencia de los braniff en chapala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *